sábado, agosto 12, 2006

Libro: La Princesa Prometida

(Misma entrada que en Birth of a Legend)

Esgrima. Lucha. Torturas. Venenos. Amor verdadero. Odio. Venganzas. Gigantes. Cazadores. Hombres malos. Hombres buenos. Las damas más hermosas. Serpientes. Arañas. Bestias de todas clases y aspectos. Dolor. Muerte. Valientes. Cobardes. Forzudos. Persecuciones. Fugas. Mentiras. Verdades. Pasión. Milagros.
Ayer por la noche me terminé este fantástico libro de William Goldman, libro en el que se basó el mismo autor para hacer el guión de la archiconocida película protagonizada por Cary Elwes y Robin Wright y dirigida por Rob Reiner.

El autor relata un episodio de su infancia en el que cogió una neumonía fortísima que le obligó a permanecer en cama varias semanas. Él era un niño aficionado a los deportes que detestaba la lectura, pero todo cambió cuando su padre, un barbero que provenía de Florin, le leyó el primer libro que le enganchó de verdad: La Princesa Prometida. El pequeño William quedó tan impresionado por ese libro que cuando se hizo mayor y tuvo un hijo decidió regalarle el libro por su cumpleaños, pero se le cayó el alma a los pies cuando su hijo no pudo pasar del primer capítulo. Echándole un vistazo al libro, William descubrió que lo que su padre le leyó era una versión resumida de la historia, saltándose los trozos más pesados, y se le ocurrió hacer un resúmen él mismo para que la maravillosa historia de amor de Buttercup y Westley llegara a todo el mundo.

Así es como se puso manos a la obra con una historia que nos cuenta que Buttercup, una de las mujeres más hermosas del mundo, se enamora locamente de su mozo de labranzas, Westley, quien corresponde su amor. Pero pronto se tienen que separar cuando Westley parte hacia América en busca de fortuna para poder casarse con ella. Poco después, Buttercup descubre que el barco en el que viajaba Westley ha sido apresado por el malvado pirata Roberts, que jamás deja supervivientes. Buttercup se promete que jamás volverá a amar. Tiempo después, se promete al detestable príncipe Humperdinck, quien necesita una esposa para que le de un heredero ahora que está a punto de convertirse en rey dada la precaria salud de su padre. Pero Buttercup es raptada por un trío de extraños personajes que planean asesinarla y dejarla en la frontera con el pais rival, Guilder. Eso, si no se lo impide un misterioso hombre de negro que va tras ellos dispuesto a llevarse a la princesa con él.

Tenía muchas ganas de leer este libro dado que la película es seguramente mi favorita de todos los tiempos (junto con ESDLA), y no me ha decepcionado en absoluto. Eso sí, es diferente a la película. La base es la misma, claro, pero mientras que la película potencia mucho la parte romántica y del amor verdadero, el libro tiene un tono mucho más cómico y paródico, reforzado por los supuestos comentarios que hace Goldman acerca de la obra original de Morgenstern, reputado escritor florinés.

Por eso creo que libro y película son un complemento perfecto el uno de la otra. Mientras que hay cosas que me gustan más en la película, como la parte después de que Westley derrota a Vizzini hasta que se internan en el pantano de fuego o el momento en el que van a visitar a Max Milagros, también hay pasajes que me gustan más en el libro que en la película, sobre todo los que no aparecen en el filme, como la historia de Fezzik o la aventura de Fezzik e Iñigo en el Zoo de la Muerte.

Goldman tiene un estilo genial para contar las cosas, tanto sus anécdotas personales como la historia en sí, dando como resultado un libro divertidísimo, muy ameno y que logra sacar la sonrisa más de una vez.

Además para acabar de completar el libro está el primer capítulo de la secuela El Bebé de Buttercup, lástima que sólo le dieran permiso a Goldman de resumir el primer capítulo xD Na, con lo genial que es la historia, Goldman podría haber escrito la secuela entera perfectamente, y más contando con cómo deja el final del primer capítulo, pero bueno, lo que hay es lo que hay y ya es perfecto.

Nota: 10

5 comentarios:

marta dijo...

hola, se que de este post hace mucho tiempo, pero acabo de terminar el libro, despues de crecer con la peli, ya sabes..., y me meto en internet para saber si realmente existe la princesa prometiva, version de Morgenstern, y el bebe de buttercup, y me entero que es mentira, bueno, ficcion, pero igualmente desilusiona, y leo que tu dices que no le dieron permiso, asi que mi duda es, quien está equivocado, tu o yo, espero que yo, asi cabe la esperanza de que algun dia se vuelva a retomar el proyecto...
un saludo

Hide-fan dijo...

Es todo mentira, Marta xD Es un recurso literario como cualquier otro, Florin no existe y por lo tanto Morgenstern tampoco.

Lo de no darle permiso lo pongo en broma, siguiendo con la tónica del libro, obviamente si algún día se publica la segunda parte es porque Goldman quiera escribirla, aunque a estas alturas lo veo bastante difícil.

Sea como sea, hay que disfrutar del libro tal y como está que ya es una maravilla ^^

Jorge dijo...

Creo que es más que evidente que es un recurso literario cuando describe todas las páginas que supuestamente dedicó Morgenstern a contar como se hacen y deshacen maletas...

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.