domingo, agosto 18, 2019

La casa torcida

Vacaciones, tiempo para holgazanear, y un buena novela clásica de crímenes en las manos con la que las horas se pasan volando. ¿Qué más se puede pedir? Más días de vacaciones, probablemente...
Érase un hombre torcido que anduvo una milla torcida.
Encontró seis peniques torcidos junto a un portillo torcido.
Tenía un gato torcido que cogió un ratón torcido,
y todos vivieron juntos en una pequeña casita torcida.  
El patriarca de la familia Leonides, un octagenario hombre de negocios muy rico, ha muerto envenenado. Todo el mundo sospecha de su actual esposa, una mujer muy joven que heredaría una gran cantidad de dinero con la muerte de su marido, pero la policía no lo tiene tan claro. Todos los miembros de la familia que vivían con el difunto tenían medios y oportunidad para cometer el asesinato, ninguno tiene una coartada que lo descarte y todos parecen tener también un motivo de peso para hacerlo.

El narrador de esta historia es Charles, un diplomático hijo de un inspector de Scotland Yard que desea casarse con la nieta mayor de Aristides Leonides, Sophia. Como ella no quiere meterlo en su disfuncional familia antes de que todo se aclare, Charles acepta participar en la investigación.

No hay nada como una novela de misterio de las de toda la vida, de esas en las que un asesinato parece imposible de resolver hasta que todo cobra sentido en la última página. Christie, como todos sabemos, era una auténtica maestra en el género, y con La casa torcida mantiene al lector en vilo hasta el final. Siendo esta una de sus novelas independientes (ni Poirot ni Miss Marple ni ninguno de sus otros personajes recurrentes resuelven el asesinato), encontramos todos los elementos tan propios de la escritora: un intrigante asesinato, un grupo de sospechosos que no pueden moverse del lugar de los hechos hasta que todo se resuelva, un montón de secretos ansiosos por salir a la luz, y una resolución perfectamente estudiada y con sentido.

Pese a su corta duración Christie dibuja con mucho acierto las personalidades de todos los personajes involucrados, y nos hace sospechar de todos y cada uno de ellos porque todos tenían motivos para cargarse al viejo y cualquiera podría haberlo envenenado sin que nadie se diera cuenta. Una actriz proclive al dramatismo, un hermano celoso de otro, una mujer a la que le importa poco el dinero, una cuñada resentida, un joven con un amor imposible y una detective aficionada son algunos de los personajes que darán mucho juego en este entretenido misterio.

Como siempre, una novela muy sólida de la reina del crimen que no pude soltar hasta saber la identidad del asesino o asesina. Cuando se te acelera el corazón por anticipación en las últimas páginas por el ansia de saber qué pasó en realidad, entonces está claro que la lectura ha valido la pena.

Nota: 4/5

sábado, agosto 03, 2019

My best friend's exorcism

Este libro da exactamente lo que promete: una mezcla de El Exorcista con Chicas Malas. ¿Cómo no amarlo? Mirad esa portada, por favor.
For Abby, "friend" is a word whose sharp corners have been worn smooth by overuse. "I'm friends with the guys in IT,", she might say, or "I'm meeting some friends after work."
But she remembers when the word "friend" could draw blood.
Es 1988, el final del verano ha llegado y está a punto de empezar el instituto, y para Abby y sus amigas la vida no podría ser más perfecta. Pero una noche en la que toman ácido y proponen bañarse desnudas algo terrible le sucede a la mejor amiga de Abby, Gretchen. Después de eso, Gretchen ya no vuelve a ser la misma. La chica divertida, amable y leal se ha convertido en alguien irascible, egoísta y totalmente irreconocible. 

Grady Hendrix, un autor que escribe un tipo de terror bastante original, tras sorprender con Horrostör volvió a encandilar a los lectores con My best friend's exorcism, una historia en la que los propios demonios de la adolescencia se encuentran con demonios literales y en la que una amistad que parece a prueba de balas deberá enfrentarse a un reto a todas luces imposible de superar.

Las historias de posesiones demoníacas y exorcismos no suelen ser mis favoritas porque casi todas terminan cayendo en los mismos clichés vistos mil veces después de la novela de William Peter Blatty/la película de William Friedkin. Afortunadamente Grady Hendrix, al incluirla en este escenario adolescente y mamarracho consigue crear algo que desde el primer momento se siente fresco e innovador.

Y es que My best friend's exorcism tiene sus momentos de terror, claro, pero es una novela divertidísima y cuando la Gretchen poseída está en plena acción es una gozada, sobre todo porque empieza con gamberradas "inocentes" para luego ir escalando más y más. ¡Todavía me da cosa pensar en lo que le hace a la pobre Margaret! Es la chica mala del instituto aterrorizando a sus pobres compañeros, incluida la tímida protagonista, pero con el giro de la posesión demoníaca, y cómo Abby tiene que montárselas para ayudarla porque ¿quién en su sano juicio va a creerla cuando asegura que su mejor amiga está poseída por Satán?

Lo que más me gusta de esta novela es que, quitando toda la trama del demonio, es un coming of age con protagonistas chicas, algo que es mucho menos común de lo que debería. Hay muchos libros de terror con un grupo de amigos de protagonistas (y la única chica que va con ellos), pero aquí tenemos a cuatro amigas y el foco está puesto en Abby y Gretchen, que son amigas desde pequeñas e inseparables hasta que empieza a pasarles esto. Hendrix hace muy buen trabajo relatando las inseguridades de Abby, muy propias de una chica de su edad, exacerbadas por la tragedia que ha acaecido en su vida con lo de Gretchen, y es muy refrescante de leer una novela en la que la amistad femenina tiene un peso tan importante.

También me encantó que el libro esté situado en los ochenta. Desde el primer momento encontramos numerosos guiños a canciones y películas y elementos de la cultura popular ochentera (¡el primer capítulo se llama Don't Forget about me!). Y estas referencias no se sienten gratuitas, al contrario, tienen mucha importancia en la historia. Por ejemplo, el libro incorpora el pánico hacia el satanismo que imperó a finales de esta década de una forma brillante, y qué decir del exorcismo en sí... Sencillamente genial. Ahora estoy escuchando una playlist en YT con todas las canciones que aparecen en esta novela y es perfección absoluta.

En My best friend's exorcism Grady Hendrix nos presenta una historia de intensa amistad, miedos adolescentes y mucha nostalgia que sirve tanto como homenaje como parodia del género de los exorcismos. De esos libros que al cerrarlos por última vez te apena el saber que ya no vas a poder experimentarlos por primera vez nunca más. 

Se supone que va a ser adaptado a película posiblemente dirigida por el director de Feliz día de tu muerte, así que si le ponen un poco de mimo seguro que saldrá algo chulísimo porque el libro se presta a ello totalmente. 

Nota: 5/5


The kind worth killing

The kind worth killing es el segundo trabajo de Peter Swanson, con el que se consolidó como uno de los autores de misterio/thriller más interesantes del momento.

Ted hace una semana que descubrió que su guapa mujer Miranda le estaba engañando con el contratista de la casa que se estaban construyendo. En el aeropuerto, de vuelta de un viaje a Londres, Ted conoce a Lily, una hermosa y enigmática mujer a la que le confiesa que está pensando en asesinar a Miranda. Lily, lejos de horrorizarse, le dice que le ayudará a hacerlo.

Estamos ante una nueva vuelta de tuerca a la premisa que tan brillantemente ideó Patricia Highsmith en Extraños en un tren. Swanson no esconde en ningún momento la inspiración, de hecho cuando Ted conoce a Lily esta está leyendo una novela de Highsmith. 

The kind worth killing tiene muy buena fama y esta es totalmente merecida. Todo lo que hayáis oído de este libro es totalmente cierto; parece que la trama va a ser muy lineal (mujer desconocida ayuda a hombre a matar a su esposa y como no hay ninguna conexión previa entre ellos es imposible que la relacionen con ello), pero Swanson es muy hábil en lanzarle pelotas curvas al lector y descolocarle totalmente.

Es difícil hablar de este libro sin reventar nada, así que hay que destacar la estructura de la narrativa que es brillante; la novela está narrada alternativamente en primera persona por Ted y Lily de una forma tan brillante que aunque te veas venir algunas cosas, otras te dejarán con los ojos como platos. Creo que grité QUÉ FUERTE como media docena de veces.

Todos los personajes son unos cabrones, y eso es genial. El autor lo hace especialmente bien con Lily, a la que es imposible no animar pese a que sea una asesina a sangre fría ya desde bien pequeña. Pero es que la tía es la caña ideando asesinatos y saliéndose con la suya, siempre me encantan estos personajes que van un paso por delante de todos los demás. Sus capítulos son de lejos los mejores.

La prosa de Swanson es bastante sencilla y se nota que está empezando, además abusa mucho de las descripciones del cielo. También creo que tiene muy marcado lo de los estereotipos femeninos (Miranda especialmente) pero no hace un mal trabajo con las personalidades de Lily y compañía.

La novela tiene una resolución muy buena (aunque no tan espectacular como esperaba viendo cómo se estaba desarrollando todo) y muy satisfactoria, y está muy bien que en general Swanson no tire de tantos clichés como otras recientes novelas famosas del género. The kind worth killing engancha, sorprende y diverte, o sea que cumple perfectamente su función. Ya tengo el resto de novelas del autor en mi TBR.

Nota: 4/5

jueves, julio 11, 2019

El circo de la noche

Un circo que aparece de repente y que solo abre de noche. Espectáculos bellísimos e imposibles. Una competición entre dos contrincantes cuyas reglas no están definidas. Y un amor intenso como las llamas del fuego que está condenado a terminar en tragedia...

El circo de la noche, que vio la luz en 2011, es la ópera prima de Erin Morgenstern y hasta ahora su única novela, aunque para este año está previsto que salga la segunda.

Nos encontramos ante una obra de fantasía situada en el Londres Victoriano que plantea una competición aparentemente sin reglas entre Celia y Marco, la hija y el protegido de dos magos enemigos acérrimos. Como resultado de esta competición nace el Circo de los Sueños ( Le Cirque des Rêves), un misterioso circo que siempre aparece sin previo aviso y que únicamente abre de noche. Allí, los espectadores pueden ver las más asombrosas atracciones y conocer a artistas de lo más variopintos, sin ser conscientes de que están en el escenario de una batalla de ingenio entre dos jóvenes que están deseando desafiar al destino.

El circo de la noche es una obra muy querida que desde su concepción ha levantado pasiones. Sin duda estamos ante un trabajo excelente por parte de Morgenstern, que crea un mundo excepcionalmente vívido, original y exquisitamente entretejido gracias a su etérea prosa.

Ahora, es ese tipo de libro que te tiene que atrapar desde el primer momento, porque si no te enamoras desde el principio de toda la historia que te ofrece su autora, ya no lo vas a hacer. Y es que estamos ante una novela de un ritmo más bien lento, más enfocada en las descripciones de toda esa magia que rodea al circo que en hacer avanzar la trama. Eso no quiere decir que no tenga una historia cohesionada, porque sí la tiene, pero su lectura requiere de una implicación emocional por parte del lector y si no la alcanzas, la enésima descripción de carpa de circo puede terminar siendo un poco frustrante.

Personalmente, me quedé con las ganas de que la autora ahondara más en el punto más siniestro que se deja entrever pero no acaba de salir a la superficie, que tiene que ver con el uso de la magia de Marco para mantener a las personas pertinentes ancladas al circo, así como el trasfondo trágico de la competición cuya resolución no terminó de convencerme.

La novela decepcionará a los que busquen emociones fuertes, giros de guion y un gran peso en la competición entre los dos adversarios. Gustará, sin embargo, a los que quieran sumergirse en un mundo lleno de magia y sensaciones, suelan disfrutar de romances que parecen imposibles y tengan paciencia para conocer y ver crecer a sus personajes. El circo de la noche es un debut encomiable por parte de Morgenstern y aunque no sea para todo el mundo, el mérito es indudable. Ahora habrá que ver si será capaz de repetir éxito con su segundo trabajo.

Nota: 3'5/5

lunes, junio 24, 2019

La playa

La playa es la obra debut de Sara Cantador, una de las booktubers españolas más conocidas, creadora del canal Nube de Palabras. La autora, que recientemente ha publicado su segundo trabajo, se estrenó con la editorial Alfaguara con una veraniega historia que transcurre a finales de los ochenta.

Cantador nos traslada hasta las Islas Canarias durante el verano de 1988, cuando Ian vuelve a casa después de haber pasado el curso estudiando en Madrid. Ian está hecho un mar de dudas por diversos motivos personales y no sabe si volver a su isla le va a ayudar a desmadejar el embrollo que tiene en la cabeza, pero todo cambia cuando conoce a la guapa Eloise, una chica que está pasando por un mal momento familiar y que acabará necesitando su ayuda de una forma que ninguno de los dos se imagina.

Cuando un libro de un booktuber famoso es publicado, es natural que el lector lo afronte con cierto escepticismo. ¿Lo han publicado porque el libro lo vale, o simplemente porque la fama de su autor o autora ya garantiza las ventas en un mundo tan competitivo como es el literario? Con algunos ejemplos bastante polémicos de novelas que han decepcionado a los seguidores de los canales correspondientes, supongo que es normal que surjan estas dudas cada vez que un libro de estas características llega a las librerías.

Personalmente apenas he visto un par de vídeos de la autora, así que tampoco tenía muchas expectativas puestas en una novela que quería leer porque me encantan las historias que se desarrollan en verano y en la playa, y además en los ochenta todavía gana más puntos. Sin entrar a valorar otros libros de booktubers, creo que Cantador hace un trabajo encomiable para ser su primer libro y que no creo que su oportunidad sea inmerecida, todo lo contrario.

La playa se divide en dos partes en las que se van alternando capítulos en primera persona de Ian y Eloise. La primera parte es un poquito más lenta porque la autora la utiliza para ubicarnos en el contexto de la historia y para hacernos conocer a todos los personajes implicados, especialmente a los dos susodichos. Se hace un pelín repetitiva a veces con todas las descripciones de la playa pero en general el trabajo de base es bueno, porque es fácil ubicarse en el lugar en el que transcurre toda la acción y casi sientes estar allí con ellos, con el sol calentándote la piel y la sal del mar embriagando tus sentidos (como he dicho, me encantan las historias que transcurren en la playa en verano). Tal vez  lo que más se le puede achacar, además de lo de ser un poquito repetitivo, es que no hay mucha diferencia entre las voces de Ian y Eloise, que es el riesgo de escribir en primera persona, además de que el dilema de Ian se queda en muy poca cosa comparándolo con el de Eloise. ¡Ah! Y también creo que hay un abuso del verbo inundar. No entorpece la lectura ni nada, pero sí creo que se podrían haber usado sinónimos en unas cuantas instancias.

En la segunda parte nos encontramos de sopetón con un misterio inesperado pero bienvenido, porque el libro se vuelve mucho más dinámico e interesante y se sale un poco de "lo de siempre". El misterio está bien hilado en general, algunas cosas se ven venir pero otras no tanto, por lo que la autora lo hace muy bien. La resolución es muy correcta aunque creo que me quedé con ganas de que fuera un poco más allá, pero vamos, eso ya es cosa mía.

Cantador logra atrapar al lector con una historia que en un principio parece un romance veraniego pero que acaba siendo bastante más, haciendo de La playa un debut muy interesante. Una prosa bonita, personajes encantadores (me encantó Gael, ojalá hubiera salido más), un entorno muy logrado, el encanto de situar la historia a finales de los ochenta y un misterio que te deja con ganas de más son la carta de presentación de una escritora que puede hacerse más que un hueco en el panorama literario español.

Nota: 3/5

sábado, junio 22, 2019

Chico conoce a chico

La primera novela de David Levithan es también mi primera novela de David Levithan, uno de esos autores que hace tiempo que tenía pendientes pero de los que nunca acababa de decidirme a leer algo suyo. Cuando vi este libro en la biblioteca ya no tuve más excusa.

Chico conoce a chico es exactamente eso: Paul, un adolescente gay de quince años, conoce a Noah, un chico que acaba de mudarse a su pueblo y que ha empezado a ir al mismo instituto. Los dos se gustan desde el principio, pero con el ex de Paul todavía presente, las cosas se pueden complicar más de lo necesario.

Estamos ante un libro muy sencillito, de menos de trescientas páginas que han pasado antes de que te des cuenta. El estilo de Levithan es superameno y fluye con mucha facilidad, y aunque la historia en sí no es nada del otro mundo (al menos para un adulto, vaya), los personajes son tan adorables que al final acabas disfrutando el leer sobre todas sus desventuras y te quedarías a vivir en su mundo durante mucho tiempo.

Porque precisamente el mundo de este libro es uno de los aspectos más distintivos, porque el pueblo en el que vive Paul es increíblemente tolerante y se abraza la diversidad como en ningún otro sitio (por ejemplo el detalle de los joy scouts, entre otras muchísimas cosas). Todos los personajes son diferentes y absolutamente adorables.

Además del romance principal la historia también tiene un punto de amistad muy importante, en la relación de Paul con su mejor amiga Joni y con su amigo Tony, un chico gay del pueblo vecino que vive en una familia ultrareligiosa. Las partes con Tony son preciosas y mis preferidas, creo que el autor hace muy buen trabajo.

Para quien quiera una historia romántica que a la vez es cliché y no lo es, Chico conoce a chico es muy buena opción. Una celebración a la vida, al amor, a la amistad, a la diversidad, y a la libertad de la juventud. Cala más hondo de lo que puede parecer en un principio y ojalá el mundo fuera así de verdad.

Nota: 4/5

sábado, junio 15, 2019

Las supervivientes

Hay un término que se utiliza para describir a la chica protagonista de la película de terror que es la única superviviente al final, y ese es el de final girl. Cualquiera que haya visto alguna película slasher pensará en una al instante, ya sea Sidney Prescott de Scream o Laurie Strode de Halloween. En su novela Las supervivientes el autor Riley Sager explora lo que pasa después del final de la película, de modo que encontramos a Quincy Carpenter, una chica que sobrevivió a una masacre en una cabaña en el bosque, diez años después de la tragedia, intentando vivir una vida normal junto a su novio. Pero su aparente normalidad empieza a desmoronarse cuando de las otras dos chicas finales que vivieron algo similar unos años antes que ella una aparece muerta y otra se presenta de sopetón en su casa con intenciones no muy claras.

Este es uno de esos libros cuya idea general es mucho mejor que la ejecución en sí. La novela de hecho empieza muy bien, con Quincy corriendo empapada en sangre luchando por su vida, pero el autor no acaba de llevar muy bien lo que es la trama presente. Intenta explorar el trauma por haber sobrevivido a algo semejante pero no creo que sepa meterse bien en la mente de Quincy, y la relación entre ella y Samantha, o entre los diferentes personajes, es demasiado superficial para un libro que se hubiera beneficiado de una prosa un poco más compleja y con una carga más psicológica. Realmente, es un thriller de los que van bastante al grano, con pistas falsas y sorpresa final (pelín previsible, también tengo que decir), que intenta dar la sensación de que es mucho más retorcido de lo que en realidad es. Además, se nota en todo momento que quien escribe esto es un hombre, tal vez por eso la protagonista femenina tenga una caracterización tan simplista. 

Otra cosa que me gustó muy poco fue cómo lleva el enfrentamiento entre Quincy y Sam, especialmente por esa escena en Central Park que es tremendamente absurda y que pinta a la policía de incompetente total, y también el que utilice la trilladísima excusa de la amnesia para alargar y alargar la trama solo para esa revelación final (que también raya en lo absurdo en algunos detalles).

Lo mejor que tiene Las Supervivientes son las partes de Pine Cottage, que se van intercalando con el presente y nos van explicando lo que pasó en realidad aquella noche fatídica. Sager se nota que es un aficionado al cine de terror (no hay más que ver el apellido de la protagonista, vaya) y el homenaje está presente en todo momento, por lo que la parte del pasado está muy chula con todos esos guiños a la maldición del bosque, el hospital para enfermos mentales, el paciente fugado... Y lo mismo con los escenarios de las otras dos chicas.

Cogí este libro con muchas ganas pero, lamentablemente, considero que no sabe aprovechar su potencial. Y viendo lo entretenidas que son las escenas del pasado, seguramente hubiera sido una mucho mejor novela si hubiera dejado el thriller de lado y el autor se hubiera atrevido a escribir una historia de terror puro y duro.

Nota: 2'5

sábado, mayo 25, 2019

Matadero Cinco

Estamos ante una de las grandes obras de la literatura norteamericana del siglo XX: Matadero Cinco, del irreverente Kurt Vonnegut, es una curiosa novela de ciencia ficción en la que el protagonista, un viajero en el tiempo, narra sus experiencias durante la Segunda Guerra Mundial.

Vonnegut explora el bombardeo de Dresde en 1945, cuando tropas aliadas bombardearon una ciudad con poco interés estratégico y se cobraron alrededor de 40000 víctimas mortales. El propio autor estuvo presente entonces, y Matadero Cinco es su forma de lidiar con esa atrocidad.

Con un poderoso mensaje anti-bélico, como no podía ser de otra manera, Vonnegut nos lleva de la mano por uno de los momentos más bajos de la historia del ser humano a través de los ojos de Billy Pilgrim, que asegura que es capaz de viajar en el tiempo y que ha sido abducido por una nave extraterrestre proveniente del planeta Trafalmadore. Lo que más llama la atención de este trabajo, además de su original premisa, es la prosa de Vonnegut. El autor utiliza mucho humor y sus palabras destilan un deje distante en todo momento, como queda en evidencia cada vez que añade la coletilla del "así fue" y derivados para describir las numerosas muertes, como si no tuvieran realmente importancia. ¿Puede culparle alguien después de vivir algo semejante?

También Vonnegut desarrolla un concepto circular del tiempo que se ha visto en otras obras de ciencia ficción (como es el caso de cierta película muy conocida de hace unos pocos años) en el que la vida no tiene principio ni final, sino que pasado, presente y futuro vienen a ser lo mismo y siempre están presentes; no tenemos más que mirar hacia un lado o hacia el otro, de modo que nunca perdemos realmente nada porque todo está ahí, siempre.

Matadero Cinco es un libro difícil de reseñar porque es de esas obras, con un marcado tono existencialista, que cada uno absorberá de una manera, especialmente en función del estado mental del momento en el que se lea. Una novela que desde su publicación en 1969 nunca ha dejado de estar presente ni dejará de estarlo y que resulta absolutamente imprescindible y único para aquel lector que quiera algo que le haga pensar y reflexionar sobre el sentido de la vida.

Nota: 4'5/5

El cazador de sueños

Publicada en 2001, El cazador de sueños (Dreamcatcher) es una novela que Stephen King escribió mientras se recuperaba del gravísimo accidente de coche que sufrió a finales del siglo pasado. Se pueden sacar varias comparaciones con Tommyknockers del autor, la más obvia que ambas novelas tratan sobre invasiones extraterrestres, pero también en ambos casos es obvio que King está lidiando con demonios personales a través de la ficción y que completar este proyecto supone expulsarlos de dentro.

También como Tommyknockers, El cazador de sueños oscila entre "oh, este enfoque sobre los aliens es interesante" y "menudo tostón".

Cuatro amigos de la infancia se reúnen cada año para pasar una semana de caza y camaradería en la cabaña de uno de ellos. Este año será el último: una raza extraterrestre que lleva décadas tanteando el planeta tierra se ha decidido por fin a hacer la ofensiva definitiva. La única salvación pasa por encontrar al quinto amigo, un chico al que una vez salvaron de un matón y que siempre mostró una asombrosa sensibilidad.

No puedo decir que Dreamcatcher sea un mal libro, porque pocos de los trabajos de Stephen King lo son. Simplemente le pasa que es demasiado largo y no lo suficientemente excitante como para justificar esa longitud. ¿En qué destaca? Pues en lo que a King se le da de maravilla: las partes de la infancia de los chicos, su preciosa amistad con Duddits (creo que es la primera vez que me encuentro en un libro a un personaje con síndrome de Down con tanto protagonismo) y cómo les afecta el haberle conocido. Incluso hay un enlace con It, como no podía ser de otra manera. El principio del libro es realmente sólido, a medida que vamos conociendo a los cuatro protagonistas, y toda la parte que tiene que ver con Richie es genial. Luego... luego empiezan los pedos y ufff.

El gran problema que tiene esta novela es que la acción es muy repetitiva. Hay como doscientas páginas o más de una persecución interminable, y tanto el señor Gray como Kurtz (especialmente el segundo) no son villanos lo suficientemente interesantes como para mantener la emoción durante tanto tiempo. Beicon y pedos, en eso se resume toda esa parte. King intenta hacer un homenaje a esas obras de invasiones como La Guerra de los mundos, de hecho hay multitud de referencias sobre cultura popular a lo largo de toda la novela, pero la cosa no termina de cuajar porque como digo se alarga demasiado y cuesta mantener el interés. Además creo que el hecho de que algunos personajes queden fuera de juego tan pronto termina por perjudicar a la narración, ya que el punto fuerte que es la amistad entre los chicos queda diluido mucho antes de lo que debería.

La novela está bien cerrada, eso sí, y las partes buenas hacen que en conjunto tampoco sea de lo peor que ha parido el autor, pero el mismo King admite que no es muy fan de este trabajo y eso se nota, porque no es nada memorable y es de esos libros que básicamente te produce alivio el llegar a la última página. Para los fans completistas del autor, sí, para los que busquen una buena novela sobre invasiones extraterrestres, mejor que no.

Nota: 2'5/5

viernes, mayo 17, 2019

En un bosque muy oscuro

En un bosque muy oscuro (In a dark, dark wood) es la novela con la que Ruth Ware debutó en el género del thriller, autora que poco después consolidaría su éxito con La mujer del camarote 10.

En un principio tenía la sensación de que este lo escribió Ware después que el de La mujer..., porque me parecía que su estilo era un poco más maduro y no se empeñaba tanto en tirar de los típicos clichés mil veces vistos. La verdad es que aunque tarda un poco en arrancar y lo que es el misterio en sí no llega hasta como la mitad del libro, estaba muy metida en la trama porque me encantan las historias de suspense que pasan en sitios aislados y con pocos sospechosos, como es este caso. En esta ocasión encontramos a una protagonista, escritora de novelas de crímenes (aunque no lo parece porque no es especialmente espabilada) que decide aceptar la invitación de una antigua amiga para ir a su despedida de soltera en una casa en medio del bosque. Por supuesto, las cosas terminan por salir horriblemente mal.

Es una lástima porque como digo me estaba gustando muchísimo la premisa; los personajes están bien dibujados y Ware hace un buen trabajado estableciendo las personalidades de cada uno y las interacciones entre ellos hasta que llega lo que el lector espera: ¡el asesinato! Pero al final le encontré casi los mismos problemas que a La mujer..., a saber: mientras hay un grupo de personajes el ritmo está bien, pero a la que la narración pasa a ser casi exclusivamente Nora con lagunas de memoria intentando recordar que la lectura se vuelve mucho más pesada. El prólogo aquí también desvela mucho más de lo que debería, y eso le resta mucho factor sorpresa a cuando por fin llega el crimen. Es muy fácil atar cabos en lo que concierne al misterio y no soy demasiado fan de protagonistas que no ven pistas enormes solo para retrasar la resolución de la intriga. Además, Ware se pasa casi todo el libro haciendo hype con la terrible tragedia que le sucedió a Nora cuando era adolescente y que le llevó a alejarse de todo y a la hora de la verdad tampoco es nada del otro mundo. Y sí, le pasa lo que a casi todas las novelas cuya acción sucede en un bosque, que las descripciones del paisaje terminan siendo sumamente repetitivas.

Así que por ahora llevo dos de dos con Ware: me encanta su punto de partida, la premisa es muy chula, pero el misterio en sí no termina de estar a la altura, aunque su lectura engancha lo suficiente como para querer seguir ahondando en su bibliografía. 

Nota: 3/5

El Adulto

El Adulto (The Grown up) es un relato corto de Gillian Flynn que se publicó originariamente en una colección de historias recopilada por George R. R. Martin y que ahora se vende por separado gracias al éxito de la autora.

Lo que más me gusta de Flynn es que siempre consigue sorprenderme de una manera u otra con sus historias; es una autora con un dominio de la prosa increíble que te lleva donde quiere con una maestría que en su caso parece fácil pero que es sumamente complicada de lograr. Y con El Adulto, pese a su corta longitud (quitando las ilustraciones es poco más de cincuenta páginas, por lo que se lee en momento), lo ha conseguido de nuevo.

Aunque en una pequeña dosis, Flynn ofrece todo aquello por la que sus novelas son tan famosas y queridas: personajes odiosos pero a la vez entrañables, giros de guion que solo te ves venir a medias (o ni eso), y esa forma de escribir que no deja indiferente porque la autora jamás tiene miedo de cruzar la línea. ¡Si es que ya la primera línea sorprende y te zambulle de inmediato en el relato!

Además de todo ello es un homenaje muy chulo y original a las historias de fantasmas de toda la vida, lo cual es un plus añadido.

El Adulto se lee en un momento y aunque deja con ganas de más (Flynn siempre deja con ganas de más), vale muchísimo la pena si se es fan de la autora y/o de los clásicos de la literatura gótica de terror.

Nota: 4/5

miércoles, mayo 01, 2019

Un extraño en casa

Shari Lapena debutó en el género del thriller en 2016 con La pareja de al lado, que por algún motivo que se me escapa tuvo un éxito descomunal. Su segunda incursión en el género es Un extraño en casa, publicado en 2017.

En esta ocasión la trama gira de nuevo en torno a un joven matrimonio, Karen y Tom, que a todas luces tienen la relación perfecta. Viven en una bonita casa a las afueras, se llevan de maravilla y todo parece ir sobre ruedas. Hasta que una noche Tom llega a casa y su esposa ha desaparecido, dejando todas sus pertenencias detrás salvo su coche. Cuando poco después Tom recibe la noticia de que Karen está en el hospital tras sufrir un accidente de coche por conducir temerariamente en una de las zonas más peligrosas de la ciudad, su hasta ahora vida perfecta se resquebrajará irremediablemente.

A ver. La pareja de al lado, pese a su interesante planteamiento, me pareció muy mediocre, pero en estos casos siempre intento dar una segunda oportunidad por si en los siguientes trabajos se advierte mejora. No es el caso. Un extraño en casa tiene los mismos defectos que su predecesor, incluso diría que la autora ha empeorado. La premisa una vez más da para bastante juego, pero Lapena no sabe sacarle ningún tipo de partido porque no hay ningún tipo de profundidad, ni en el trama, ni en los personajes, que son más planos que una hoja de papel. Tom y Karen continuamente están hablando de lo mucho que se quieren, pero no hay ningún indicio en el texto, ninguno. No hay intimidad entre ellos, no hay ningún intento de ponerse en la piel del otro cuando las cosas se tuercen, Tom lo único que hace es quejarse de que su vida ya no es perfecta y Karen se pasa casi todo el libro confusa porque convenientemente tiene amnesia tras el accidente. Hay personajes que son importantes (como los detectives) de los que no sabemos absolutamente nada. ¿Qué rasgo caracterizaría a Rasbach, más allá de que le gusta su trabajo y es apuesto?

Es curioso que un libro que se lee bastante rápido (¡el tamaño de letra es gigante!) sea a la vez tan repetitivo. Como en su anterior novela, los personajes no hacen más que dar vueltas y vueltas sobre lo mismo, una y otra vez, y casi no avanza por ese motivo. La chicha de la trama se podría haber resuelto perfectamente en cincuenta páginas.

El lenguaje sigue siendo extremadamente simple, con frases muy cortas y diálogos totalmente olvidables.

Lo único que se salva de Lapena es que sus tramas a lo telefilme de media tarde tienen cierta gracia, y que sus finales no están mal del todo, aunque en este caso creo que la narración es demasiado tramposa y que ese último giro no venía a cuenta más que para emular a otra novela mucho mejor.

Realmente, solo recomendaría a esta autora al lector o lectora que quiere empezar en el género con algo simple y que se lea rápido, porque para los que llevamos muchos años leyendo suspense, tanto La pareja de al lado como Un extraño en casa aportan más bien poco.

Nota: 2/5