sábado, noviembre 11, 2006

Melodía del Infierno #1

Comienzo mi incursión en el cómic chino con esta interesante obra de Lu Ming que nos trae Iced Lands con una edición más que correcta.

¿Alguna vez os habéis preguntado si los suicidas van a parar al mismo sitio que el resto de la gente que muere? Pues según Lu Ming no, los suicidas van a la pradera del paraíso, lugar de paso entre el mundo de los vivos y el cielo en el que los que van a parar allí esperan el momento de su reencarnación. Allí hay tres chicos que han formado un grupo de heavy metal, su gran pasión. Pero el problema es que les falta encontrar un guitarrista que haga los solos, y empieza a ser urgente.

Como la búsqueda por la pradera es infructuosa, los tres chicos deciden pedir ayuda a la adivina del lugar, quien les encuentra justo lo que están buscando, el guitarrista perfecto. Hay un problemilla, pero... ese chico no está muerto, sino que está vivito y coleando en la Tierra. O sea que la única opción que les queda a los músicos es intentar que se suicide y se vaya con ellos a tocar. ¿Qué métodos utilizarán para hacerlo?

Melodía del Infierno sin duda es un cómic muy interesante, con una premisa muy original que logra captar la atención fácilmente. Aunque este primer tomo se desarrolla un poco lento, todo apunta a que el segundo y último número tendrá mucha chicha y el desenlace promete muchísimo, tengo muchas ganas de saber cómo termina.

Este cómic tiene la particularidad de tener un estilo muy occidental. El detallado dibujo tiene un estilo muy europeo, y también destaca el hecho de que el propio autor eligiera el sentido de lectura occidental a la hora de dibujar su obra. Eso sí, también encontramos algunas características más propias de los autores asiáticos como es el uso frecuente de super deformeds.

El diseño de personajes me gusta, sobre todo de los Third Men (los tres chicos del grupo de música) y especialmente me atrae Hei porque es el personaje que da más vidilla con esos arranques de furia que le dan y que seguro que dará mucho juego en el siguiente número.

En definitiva un cómic que se sale de lo habitual en el que el autor aúna sus dos pasiones: el dibujo y la música. Una buena opción para los que busquéis algo diferente.

2 comentarios:

Jessica Jones dijo...

A mi me sorprendio mucho la verdad, esperando el segundo tomo.

Hide-fan dijo...

Sip, yo también tengo muchas ganas de leer el segundo a ver cómo termina la cosa.