sábado, enero 09, 2010

Maurice


Escrita en 1913, pero publicada en 1971 tras la muerte de E.R. Forster porque temía la reacción que causaría, Maurice es una obra emblemática de la literatura del siglo XX.

Maurice narra el despertar del amor homosexual de un muchacho desde el colegio hasta su edad adulta. A través de la relación con dos hombres, Clive y Alec, Maurice va pasando por los diferentes estadios de aceptación de su orientación, desde conformarse con el amor puro y platónico que le ofrece Clive, la desesperación por convertirse en alguien "normal", la lucha contra la lujuria hasta el descubrimiento del amor pleno tanto emocional como físicamente que le ofrece Alec inesperadamente.

Forster hace un gran trabajo en este sentido, pero sin duda lo que más hay que apreciar de esta tierna historia es que el autor decidiera mostrar la homosexualidad no como algo condenable que tiene que acabar mal por fuerza como suele ser habitual en novelas de este tipo y más de esa época, sino como algo natural y por supuesto el hecho de darle un final feliz, a una novela que narra un romance homosexual y que recordemos fue escrita en 1913, es lo que la convierte en un libro único y tan recomendable.

Como el propio Forster dice:
"El final feliz era imperativo. Estaba decidido a que por lo menos en una obra de ficción dos hombres se enamorasen y permaneciesen unidos en ese para siempre que la ficción permite; y en ese sentido, Maurice y Alec aún vagan por los bosques. La única penalidad que la sociedad les impone es un exilio que alegremente abrazan".

Maurice y Clive

La única pega que le pondría a esta novela es lo poco que se desarrolla la relación Maurice y Alec que va bastante deprisa en comparación con todo el desarrollo que tiene la de Maurice con Clive, me hubiera gustado conocer un poco más a Alec. Por lo demás, es una novela deliciosa muy bien escrita, con grandes diálogos y una muy bien narrada lucha interna por parte de los personajes, especialmente de Maurice, en la que Forster no necesita escribir nada explícito para contar todo lo que necesitamos saber.

Mi parte favorita, además de la parte con el médico que dice es especialista en curar la homosexualidad, y los resultados que consigue con Maurice, es la maravillosa conversación final entre Maurice y Clive, cómo Maurice es capaz de dar un final a esa etapa de su vida con su primer amor, y abrazar por fin un futuro con la persona con la que verdaderamente será feliz.

Una lástima que Forster decidiera no publicar esta novela en vida, y no haya podido ver no sólo lo valorada que fue en su momento, si no lo imprescindible que sigue siendo hoy día, en el que la sociedad ha cambiado mucho pero todavía queda mucho camino por recorrer.

Nota: 8

1 comentario:

Aurora dijo...

¡Hola!
Me gustó muchísimo este libro, aunque yo había visto antes la película. Es una historia preciosa.

Un abrazo