sábado, agosto 18, 2007

Sexo en Nueva York

Después de mis dos últimas lecturas en cuanto a libros, necesitaba leer algo más ligero y divertido que me subiera el ánimo. Sexo en Nueva York de Candace Bushnell parecía la opción ideal. Me gusta mucho la exitosa serie de televisión que se basó en este libro con Sarah Jessica Parker a la cabeza del reparto, y tenía muchas ganas de leer el libro que lo originó todo. Puede que por esa razón me decepcionara.

Lo primero con lo que me encontré es con que Sexo en Nueva York no es una novela en sí, sino que, al mismo estilo Carrie Bradshaw, son las columnas de Bushnell recopiladas en un libro, por eso no hay sensación de seguimiento de una historia hasta el último tercio del libro.

Digamos que la primera parte está contada como aquellos fragmentos de los episodios en los que personas de la calle comentaban aspectos relacionados con el tema sobre el que escribía Carrie en sus columnas. Así, según el capítulo el tema y los personajes van variando, y tienen en común que analizan aspectos de la sociedad norteamericana relacionados con las relaciones amorosas, el cortejo, el matrimonio, los hijos, todo desde un punto bastante pesimista y poco romántico, porque para la autora el amor de verdad básicamente es como si no existiera.

La segunda mitad es un poco más estructura narrativa con las historias de algunos personajes más conocidos si se es seguidor de la serie de televisión, aunque lo cierto es que éstos se parecen más bien poco a los de su contrapartida televisiva.

Que conozcamos tenemos a Carrie, escritora que mantiene una relación con Mr. Big (Mr. Importante en el libro) y que está basada muy mucho en la propia Bushnell. Carrie es el personaje más recurrente en el libro aunque he de decir que no acabó de convencerme su personalidad, al menos no tanto como el personaje interpretado por Sarah Jessica Parker.

También tenemos a Stanford (aunque en el libro tiene melena) y a Samantha Jones, que aparece bastantes veces aunque su personaje no es demasiado importante. Personajes como Miranda aparecen una única vez en todo el libro y Charlotte tres cuartos de lo mismo aunque no tiene absolutamente nada que ver con la de la serie.

El reparto principal de la serie de TV

El libro es entretenido, muy cínico pero ya busca ser así; y no pasé en absoluto un mal rato leyéndolo ni nada de eso. Es sólo que me esperaba que fuera más parecido a la serie de la HBO y al no ser así me he llevado un chasco y me ha enganchado mucho menos de lo que suelen hacer los libros de este género.

Muchísimo mejor la serie, la verdad.

Nota: 5'5

2 comentarios:

Dianika dijo...

Yo empecé a leerlo y me aburria tanto que lo dejé al poco. Yo tambien me esperaba algo como la serie.

Hide-fan dijo...

Pues sí la verdad, después de leermelo busqué comentarios por la red y casi todo el mundo coincidía en que te llevas un chasco al leerlo. De las pocas veces que la adaptación supera ampliamente al original.