domingo, febrero 10, 2008

El Psiconalista

Hay libros, o autores, que ya sabes de antemano que te van a encantar. Eso me ha pasado con John Katzenbach; antes de ponerme a leer esta novela, ya tenía tres títulos suyos en casa.

Feliz 53 cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte.

El día de su 53 cumpleaños, el tranquilo y rutinario psicoanalista Frederick Starks recibe una carta terrible de alguien de su pasado que le informa de que le odia a muerte por culpa de un error que cometió Ricky y que le arruinó la vida.

Pertenezco a algún momento de su pasado. Usted arruinó mi vida. Quizá no sepa cómo, por qué o cuándo, pero lo hizo. Llenó todos mi instantes de desastre y tristeza. Arruinó mi vida. Y ahora estoy decidido a arruinar la suya.

La misiva está firmada por un tal Rumplestiltskin, quien le insta a descubrir su identidad en 15 días. Si no la descubre en ese plazo de tiempo, deberá suicidarse o ver como alguno de sus familiares paga las consecuencias.

Con esta premisa, ¿cómo no me iba a gustar el libro? En la segunda página ya estaba enganchada.

De todas las emociones humanas, creo que la venganza es una de las más fascinantes. Las posibilidades que abre son infinitas, y ésa es la razón por la que este libro consigue ser tan inquietante. No sabemos qué mueve a Rumplestiltskin, ni quién es, ni qué error cometió Ricky para que le odie tanto, nosotros estamos como Ricky, en la incertidumbre, en la tensión de saber que se acaba el tiempo, que las respuestas no llegan, que se aproxima la muerte y no sabemos porqué. Esta novela insta a ponernos en la piel de Ricky, y es fácil identificarse con su confusión y con su agobio, y que se nos acelere el pulso a medida que nos vamos acercando al peligro y las respuestas.

Katzenbach dota a su historia de varios giros argumentales por lo que es difícil anticipar por dónde te va a salir, y eso facilita que el libro no pierda el interés en ningún momento de las casi seiscientas páginas que dura. Un libro muy difícil de soltar, lleno de sorpresas con un gran Ricky Starks que se saca recursos de la manga cuando parece que se le han terminado, y un interesantísimo juego de zorros y sabuesos que simbolizan el magnífico duelo entre Ricky y Rumplestiltskin, ¿quién de los dos será más inteligente? ¿Quién de los dos será capaz de llevar su venganza a cabo?

Además de que me chiflan los thrillers de este tipo, Katzenbach le añade un plus a la historia ya que el escritor domina mucho sobre la psicología y los perfiles criminales, tema que a mí ya he dicho varias veces que me encanta.

Mi parte preferida seguramente sea la segunda, que es cuando Ricky se muestra más inteligente pese a las circunstancias, y que da un giro increíble como personaje, que es cuando realmente tienes ganas de que gane el macabro juego al que le ha sometido Rumplestiltskin.

En definitiva un gran thriller que no me ha dejado respirar hasta leer la última página, y una auténtica delicia para los fans de este género, no defrauda en absoluto.

Nota: 8'75

4 comentarios:

Jessica Jones dijo...

Vaya no conocia para nada este libro, aunque es imposible estar al dia con tanto libro y escritor XD

Me lo apunto ;)

Akane dijo...

No paro de leer y oír buenas críticas de este libro! Creo que ya sé cuál va a ser el próximo que compre, en cuanto pasen los exámenes y tenga tiempo para dedicarle.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Me lo leí hace un par de años y me gustó aunque el "guión" es un poco tramposo. Por otro lado, he mirado otros libros de este autor y los argumentos son parecidos(aparte de que le ponen siempre la misma portada que El psicoanalista xD)

Pennywise dijo...

El anonimo era yo xD